Category Archives: Historia General

Heinkel He 112: El avión que rivalizó con el BF 109

El Heinkel He 112 fue un avión de caza diseñado por los hermanos Walter y Siegfried Günter y fabricado por la compañía Heinkel Flugzeugwerke AG. Fue uno de los cuatro aviones diseñados para competir por un contrato de un avión de caza para la Luftwaffe en 1933, que finalmente fue ganado por el Messerschmitt Bf 109. Fueron usados un pequeño número de ellos en la Luftwaffe durante un corto período, y algunos fueron para otros países, pero en total fueron fabricados menos de 100 aparatos. Sigue siendo uno de los diseños de caza de producción menos conocidos.

A principios de los años treinta las autoridades alemanas comenzaron a realizar pedidos de nuevos aviones, que inicialmente fueron aviones utilitarios y de entrenamiento. Heinkel, una de las empresas con mayor experiencia en el país, recibió contratos para aviones biplaza, incluyendo el He 45He 46 y el He 50. La compañía también trabajó en el diseño de un caza monoplaza, que culminó en el He 49 y más tarde en el mejorado He 51. Cuando el He 51 fue probado en combate en la guerra civil española, se demostró que la velocidad (de la que adolecía) era mucho más importante que la maniobrabilidad de este aparato. La Luftwaffe tomó nota de esta lección y comenzó una serie de proyectos de diseño para conseguir aviones más modernos. Uno de esos proyectos era el llamado Rüstungsflugzeug IV, estaba previsto para ser un Verfolgungs-Jagdeinsitzer, caza monoplaza de combate diurno con una velocidad máxima de 400 km/h a 6.000 m, velocidad que debía mantener durante 20 m. También era necesario que estuviese armado con por lo menos tres ametralladoras con 1.000 balas, o un cañón de 20 mm con 200 cartuchos. La especificación requería que la carga alar debía estar por debajo de 100 kg/m², una forma de definir la capacidad de la aeronave para girar y trepar. Las prioridades para el avión fueron velocidad horizontal, velocidad de trepada y, a continuación, maniobrabilidad, en ese orden.

En octubre de 1933 el Reichsluftfahrminister (Ministro de Aviación del Reich) Hermann Göring envió una carta pidiendo a las compañías aeronáuticas que consideren el diseño de un Blitzschnelles Kurierflugzeug (“avión correo de alta velocidad”), una solicitud finamente velada de un nuevo avión. En mayo de 1934, esta petición se hizo oficial y el Technisches Amt (oficina técnica) envió la solicitud de un interceptor monoplaza para el papel del Rüstungsflugzeug IV, esta vez bajo el pretexto de un “avión deportivo”. La especificación fue enviada primero a los más experimentados diseñadores de cazas, Ernst Heinkel Flugzeugwerke AGArado Flugzeugwerke y Focke-Wulf. Más tarde fue enviada a la recién creadaBayerische Flugzeugwerke (BFW), ya que les llamó la atención su monoplano deportivo Bf 108 Taifun de avanzado diseño. A cada empresa se le pidió construir tres prototipos para las pruebas de evaluación. En la primavera boreal de 1935 tanto los aviones de Focke-Wulf como los de Arado estaban listos, los BFW llegaron en marzo y los He 112 en abril.

El diseño de Heinkel fue creado principalmente por los hermanos gemelos Siegfried y Walter Günter , cuyos diseños dominarían la mayor parte del trabajo de Heinkel. Comenzaron a trabajar en el Projekt 1015 a finales de 1933 bajo el disfraz de una aeronave postal, basada en el motor radial BMW XV. El trabajo ya estaba en marcha cuando llegó la solicitud oficial el 2 de mayo, y el 5 de mayo el diseño se denominó He 112.

La principal fuente de inspiración para el He 112 es un diseño anterior, el He 70 Blitz (relámpago). El Blitz fue una versión monomotor para cuatro pasajeros diseñada originalmente para su uso por Lufthansa, y a su vez fue inspirado por el famoso avión correo Lockheed Modelo 9 Orion. Como muchos diseños civiles de la época, el avión fue utilizado para usos militares y usado como bombardero biplaza (aunque la mayoría lo fue en tareas de reconocimiento y comunicaciones), y sirvió en este papel en España. El Blitz introdujo una serie de nuevas técnicas de construcción para la compañía Heinkel; fue su primer monoplano de ala baja, perfil semielíptico y gaviota invertida así como con tren de aterrizaje retráctil; fue también su primer avión completamente de metal, usando las entonces avanzadas técnicas de construcción, que se verían en varios proyectos posteriores de Heinkel. El Blitz casi podía satisfacer por si mismo los nuevos requisitos para el avión caza, por lo que no es sorprendente que los Günter eligieran trabajar con el diseño existente tanto como fue posible.

En muchos detalles el He 112 resultante era un Blitz a escala reducida construido totalmente en metal con fuselaje monocasco con remaches empotrados. El tren de aterrizaje se retraía hacia afuera desde el punto más bajo del ala tipo “gaviota invertida”, con lo que su amplia trocha resultó excelente para su desempeño en tierra. Su única característica antigua era la cabina abierta con reposacabezas, que a partir de ahí se prolongaba hacia la cola con un dorso “afilado”, lo que daba una visión excelente y hacía que los pilotos entrenados en biplanos se sintieran más cómodos.

El primer prototipo, He 112 V1, fue completado el 1 de septiembre de 1935, pero como el planeado motor Junkers Jumo 210 no estaba disponible, fue equipado con el motor Rolls-Royce Kestrel Mk IIS de 518 kW (695 cv). Los vuelos de prueba iniciales en la fábrica revelaron que la resistencia aerodinámica era mayor de lo prevista y que el avión no iba a ser tan rápido como originalmente se había previsto. El V1 fue enviado en diciembre para ser probado por elReichsluftfahrtministerium (RLM) en Travemünde .

El segundo prototipo, (V2), fue completado el 16 de noviembre. Montaba un motor Jumo 210 C de 477 kW (640 CV) y una hélice tripala y paso variable, pero por lo demás era idéntico al V1. Mientras tanto, los datos de los vuelos de fábrica del V1 fueron estudiados para descubrir de donde venía la resistencia inesperada. Los hermanos Günter identificaron el ala grande y gruesa como la principal culpable y diseñaron un ala de menor envergadura y más delgada completamente nueva con una planta elíptica. El V2 tenía sus alas recortadas 1,01 m para poder competir con el Bf 109. Sin embargo la reducción de envergadura hizo que la carga alar superara la cifra de 100 kg/m2. Pese a todo, el diseño siguió adelante ya que el Bf 109 también estaba por encima del límite fijado, así que los técnicos de Heinkel no lo vieron como un problema y el V2 fue enviado para sus pruebas.

El V3 estuvo en el aire en enero. Se apreciaban pequeños cambios, como un radiador, la columna vertebral del fuselaje y el estabilizador vertical más grandes, pero, en gran medida era el mismo con el ala recortada del V2. Otros cambios incluyeron que las salidas de escape se unían en un solo tubo colector, así como modificaciones para permitir colocar un par de ametralladoras en el capó del motor. Se esperaba se uniese al V2 en las pruebas en Rechlin, pero en su lugar fue asignado a Heinkel a principios de 1937 y transferido a la base de Peenemunde para pruebas con propulsión por cohete. Durante una prueba, el cohete estalló y el avión fue destruido, pero en un esfuerzo increíble el V3 fue reconstruido con varios cambios, incluyendo una cabina cerrada.

WINSTON CHURCHILL. EL GRAN LIDER EUROPEO

Es considerado uno de los grandes líderes de tiempos de guerra y fue primer ministro del Reino Unido en dos períodos (1940-45 y 1951-55). Notable estadista y orador, Churchill fue también oficial del Ejército Británico, historiador, escritor y artista. Es el único primer ministro británico galardonado con el Premio Nobel de Literatura, y fue nombrado ciudadano honorario de los Estados Unidos de América.Pero se olvida que empezó como un tipo raro, un retoño indómito de la casa ducal de Marlborough, militarista, imperialista, filorracista, despótico y casi esclavo del alcohol.
 
Se convirtió en verdadero líder muy tarde, en 1940, cuando Adolf Hitler abrasaba y arrasaba la Europa central. Se enfrentó, implacable, a los cantos de sirena pactistas de Benito Mussolini. Y a la política de apaciguamiento de Chamberlain y Halifax, que era lo popular y lo trendy. Su no pasarán tuvo aún más mérito dados sus genes conservadores.
Después de que su partido conservador perdiera las elecciones generales de 1945, Churchill lideró la oposición. En 1951 consiguió volver a ser primer ministro, hasta su retiro en 1955. A su muerte en 1965, la reina Isabel II le concedió el honor de un funeral de estado en el que se dio una de las mayores reuniones de jefes de Estado nunca antes vista. Churchill es recordado como uno de los hombres más influyentes en la historia británica.

OPERACIÓN TIDAL WAVE

La Operación Tidal Wave (MAREMOTO) fue un bombardeo aéreo por parte de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos (USAAF) con base en Libia en contra de nueve refinerías en los alrededores de Ploiești, Rumania, el 1 de agosto de 1943, durante la Segunda Guerra Mundial. Fue una misión de bombardeo estratégico y parte de la “campaña del petróleo” para cortar el suministro de combustible y derivados del petróleo al Eje. La misión resultó en “ninguna reducción de la producción total”, por lo que fue considerada un fracaso.
 
La misión fue la más costosa para las USAAF en el Teatro de Operaciones Europeo, perdiendo 53 aviones y más de 660 pilotos en la operación. Fue la peor derrota sufrida por las USAAF en una sola misión, y su fecha fue conocida después como “Domingo Negro” (en inglés, “Black Sunday”). Cinco Medallas de Honor y numerosas Cruces de Servicio Distinguido fueron otorgadas a los miembros de las tripulaciones de la Operación Maremoto.
 
 
El coronel Jacob E. Smart planeó la operación, según las experiencias de HALPRO. HALPRO había encontrado muy pocas defensas aéreas en su ataque; así que los planificadores decidieron ejecutar la Operación Maremoto durante el día, y que los bombarderos debía volar bajo para evitar su detección por parte de radares alemanes. El entrenamiento incluyó una revisión detallada de modelos, operaciones de práctica sobre un objetivo falso en el desierto de Libia y ejercicios prácticos sobre un número de objetivos secundarios en julio para probar la viabilidad de un ataque a tan baja altura. Los bombarderos a ser utilizados fueron reequipados con tanques de combustible adicionales en el compartimiento de bombas para aumentar su capacidad de combustible a 3.100 galones.
 
La operación consistiría de 178 bombarderos con una tripulación total de 1.751, una de las operaciones de bombarderos pesados estadounidenses con la mayor cantidad de hombres hasta la fecha.8 Los aviones debían volar desde las pistas de aterrizaje en Bengazi, Libia. Cruzarían el Mediterráneo y el Mar Adriático, pasarían por la isla de Corfú, cruzarían los Montes Pindo en Albania, el sur de Yugoslavia, entrarían al suroeste de Rumania y virarían hacia el este en dirección de Ploiești. Al llegar a Ploiești, debía ubicar los puntos de encuentro predeterminados, acercarse a sus objetivos desde el norte y atacar a todos los objetivos en forma simultánea.

BASE U-BOAT TRONDHEIM

Los bunkers construidos en este puerto Noruego eran la base para la 13° Unterseebootsflotille bajo el mando del Fregattenkapitän Rof Rüggenberg – Junio 1943 – Mayo 1945 – ; la misma estaba equipada con U-Boat Tipo VIIC y entre los ases que operaron desde Trondheim podemos citar al Kapitänleutnant Max-Martin Teichert, comandante del U-456. que hundió el crucero HMS Edinburgh; el Kapitänleutnant Hans-GÜnther Lange del U-711 que hundió el destructor HMS Ashanti y poseedor de las Hojas de Roble para la Cruz de Caballero; el Oberleutnant Otto Westphalen, comandante del U-968, que incluyó tres buques de guerra en su cuenta de hundimientos y el Kapitänleutnant Paul Brasak comandante del U-737.
La base de U-Boat en Trondheim contaba con dos construcciones:

Dora I 


Siendo esta la primera construcción para U-Boat realizada en Noruega; era una estructura relativamente pequeña con una longitud de 153 metros y 111 metros de ancho, contando con cinco refugios: de estos tres tenían 15 m de ancho, con facilidades para convertirlos en dique seco y podían acomodar un U-Boat cada uno; los otros dos eran de 21 metros de ancho, pudiendo acomodar dos U-Boat cada uno. El propósito principal de la construcción era proveer facilidades de reparación para la 13° Unterseebootsflotille y la protección contra ataques aéreos era proporcionada por tres emplazamientos de Flak 2cm en el techo de la construcción. Como la mayoría de las construcciones alemanas realizadas fuera de Alemania, estas instalaciones estuvieron a cargo de la Organización Todt y específicamente por el OT-Einstazgruppe Wiking. La principal firma constratista fue la firma de Munich Sager & Wörner. Las ordenes para iniciar la construcción se emitieron a principios de 1941 y se extendieron por 27 meses. Varios miles de trabajadores estuvieron implicados en la misma, entre ellos 800 prisiones de guerra rusos, contra el mismo solo fue lanzado un ataque aéreo en Julio 24 de 1943, mientras que otro lanzado en Noviembre 22 de 1943 hubo de ser cancelado por mala visibilidad en la zona. Dora I sobrevivió a la guerra intacto.

Dora II 


Inmediatamente se iniciaron los trabajos de construcción de Dora I se detecto la necesidad de contar con una capacidad mas grande de refugio para los U-Boat y se empezó a desarrollar el proyecto para la construcción de estas nuevas instalaciones. Las instalaciones fueron construidas en el mismo puerto a unos 140 metros de Dora I. Dos de 13.5 metros de ancho del tipo mojado y dos de 20 m de ancho del tipo dique seco, con esto se podían acomodar seis U-Boat más. Inmediatamente detrás de los diques secos estaba el cuarto de caldera y detrás de los del tipo mojado un espacio de almacenamiento. A largo de la parte trasera estaba instalado el equipo eléctrico para el bunker, y mas atrás, talleres de reparación, y almacenes de baterías y almacenamiento de torpedos.
Debido a la gran demanda de mano de obra en la construcción de la Muralla del Atlántico en Francia, los trabajos para el segundo bunker en Trondheim progresaron lentamente, de tal manera que al final de la guerra solo se habían terminado en un 60%. Un tercer bunker, Dora III, fue planeado en Leagen, al este de Trondheim, pero el proyecto fue cancelado antes de que la construcción fuera acometida. 

¿POR QUÉ HITLER DECLARÓ LA GUERRA A LOS EEUU?

El 11 de septiembre de 1941, cuatro días después del ataque japonés a Pearl Harbour, Hitler declaró la guerra a Estados Unidos. El momento escogido para la declaración de guerra parecía que lo hubiera elegido su peor enemigo. 6 días antes la ofensiva sobre Moscú se había detenido y los soviéticos habían pasado al contraataque. Resultaba evidente que no podría haber otro intento de detener a la URSS hasta el siguiente verano. ¿Por qué Hitler decidió atizar un avispero cuando ya estaba metido en un berenjenal?

 

Antes que nada hay que disipar un equívoco que a veces se oye. El Pacto Tripartito que vinculaba a Alemania y a Japón no forzaba a Hitler a declarar la guerra a Estados Unidos. La declaración de guerra sólo era automática si Estados Unidos era el agresor, lo que no había sido el caso. Hay quien ha sostenido que, con este gesto, Hitler pretendía mostrar a Japón que estaban en el mismo barco. Sin embargo, curiosamente no pidió a Japón que hiciera un gesto recíproco y declarara la guerra a la URSS. Con el ataque a Pearl Harbour Japón se había colocado en el barco alemán lo quisiera o no. Tampoco convence la idea de que al declarar la guerra a EEUU, Hitler se aseguraba de que Japón no concluyese una paz por separado.

 

Aunque haya habido historiadores que hayan sostenido que Hitler pensó que podría mantener a Estados Unidos al margen de la guerra en Europa, son más creíbles las afirmaciones de Alfred Jodl, quien afirma que en diciembre de 1940, al firmar la directiva que ponía en marcha la operación Barbarroja, Hitler le dijo que debían solucionar todos los problemas continentales de Europa en 1941, porque para 1942 EEUU estaría en condiciones de intervenir en Europa. El ejemplo de la I Guerra Mundial dejaba claro que era muy probable que EEUU acudiese en ayuda de sus primos anglosajones. Y si ese ejemplo no hubiese bastado, ahí estaban las acciones norteamericanas de los últimos meses: firma de un convenio con Gran Bretaña en septiembre de 1940, que puso a disposición de dicho país 50 destructores para la lucha antisubmarina; el Préstamo-Arriendo (marzo de 1941) que facilitó a Gran Bretaña la adquisición de armamento y fue vista por muchos como un paso hacia la beligerancia total.

 

Hitler era consciente de que Roosevelt estaba deseando entrar en guerra y hasta diciembre de 1941 no quiso darle ocasiones. Así, el día antes del inicio de Barbarroja, ordenó a los oficiales de la Armada que se abstuvieran de cualquier acción hostil contra navíos de EEUU, incluso si estaban atacando submarinos alemanes. ¿Por qué de pronto, en el peor de los momentos, pasó de evitar la guerra con EEUU a desearla?

 

Ian Kershaw lo atribuye a la chulería de no dejar que Estados Unidos le tomase la delantera. Incluso Kershaw estima, -y no es el único- que Hitler pensó que la intervención japonesa le aseguraba la victoria. Mientras los japoneses debilitaban a los británicos en Asia y mantenían ocupados a los norteamericanos, él podría centrarse en la tarea de destruir la URSS.

 

Existen otros de puntos de vista como el de Lukacs, el cual sostiene que para noviembre de 1941 Hitler se había dado cuenta de que no podía ganar la guerra que se había propuesto. La Blitzkrieg había fracasado en la URSS. La ofensiva contra Moscú fue entonces más la jugada del ludópata que se apuesta el reloj cuando ha perdido todo su dinero, que el órdago a grande del jugador de mus que lleva tres reyes. Lo que quedaba ahora era una guerra larga, de desgaste y de resultado incierto. Así, la declaración de guerra no habría sido el gesto de chulería del que cree que va a ganar, sino el acto fatalista y dramático del que ve que los dados le son adversos y dice: «¿Es eso lo que queréis? Pues adelante.

LOS USTACHAS, LOS MONSTRUOS QUE HORRORIZABAN A LOS MISMOS NAZIS.

La Ustacha fue un grupo terrorista defensor del racismo religioso y nacionalista croata, aliado del nazismo. El Eje invadió Yugoslavia en 1941, y los terroristas se ofrecieron para dirigir un gobierno títere de los alemanes (Estado Independiente de Croacia, que incluía los territorios de Croacia, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina), que se dedicó a masacrar bestialmente a opositores, comunistas, judíos, cristianos ortodoxos, musulmanes y gitanos serbios, sobre todo. El arzobispo de Sarajevo, Ivan Šarić, y el monje franciscano Miroslav Filipović comandaron los escuadrones que asesinaron y saquearon a unos 300.000 serbios. El Vaticano se hizo con alrededor de 80 millones de dólares por este saqueo sistemático.

 

“Un ustacha que no puede sacar al niño del vientre de la madre con una daga, no es un buen ustacha”. Estas palabras fueron atribuidas a Ante Pavelic, el líder del movimiento fascista más cruel de la historia, que asesinó a más de 1.000.000 de judíos, serbios y gitanos durante la Segunda Guerra Mundial. Pavelic fue el caudillo del nuevo Estado, donde los serbios constituían un tercio de una población de seis millones de habitantes.

  

20 kilos de ojos humanos

El führer ustacha impuso leyes antijudías y antiserbias y emprendió una persecución brutal contra estos dos pueblos con el objetivo de eliminar al menos a un tercio de ellos, y convertir al catolicismo al resto. Los principales blancos del sadismo ustacha fueron los sacerdotes ortodoxos, las mujeres y los niños.

En este sentido, el corresponsal de guerra italiano, Curzio Malaparte, escribió un reportaje sobre la Segunda Guerra Mundial, donde aseguró que durante una entrevista con Ante Pavelic en el despacho del führer, vio un cesto de mimbre que “parecía estar lleno de mejillones u ostras sin concha”, pero que el mismo fascista le explicó sonriendo que se trataba de “un regalo de mis leales ustachas. 20 kilos de ojos humanos”.

Años más tarde, nacionalistas croatas pusieron en duda la veracidad de este hecho, pero varios testigos y supervivientes del terror afirmaron que la colección de partes de cadáveres fue una tradición para los ustachas, muchos de los que llevaban collares hechos con la lengua, los ojos y las orejas de sus víctimas. El exprisionero Jovo Djuric cuenta que en los años del régimen fascista en algunas ciudades croatas se vendían ojos de serbios: “cada unidad constaba de 30-40 ojos”.

Por su parte, Velizar Zecevic, superviviente de la matanza en un pueblo, recuerda que los ustachas empezaron a matar a campesinos encima de un barril gritando que querían recoger sangre como regalo para el cumpleaños de Pavelic.

Niños empalados

Fuentes históricas aseguran que entre 1941 y 1945 los ustachas construyeron al menos 25 campos de exterminio, algunos de ellos como el de Sisak o el de Jasterbarsko, fueron exclusivamente para niños. No obstante, se considera que las mayores crueldades contra niños fueron cometidas en el campo de concentración de Jasenovac, donde fueron masacrados al menos 700.000 personas.

En Jasenovac fueron asesinados niños de 1 a 14 años de edad. Un superviviente recuerda que los ustachas quemaron vivos a muchos niños en presencia de sus padres, mientras que a otros prefirieron ahogarlos en el río Sava, que estaba junto al campo de exterminio. El investigador Dragoje Lukic asegura que los niños en pañales fueron disparados o masacrados con hachas. Los ustachas también cometieron otra atrocidad difícil de describir: las niñas de 12-13 años de edad fueron violadas en presencia de sus madres.

Oreskovic, un soldado ustacha, recordaría años más tarde que tuvo que asesinar a dos niños judíos en el campo de exterminio de Pag. “Luburic me ordenó que matara a un niño. Me negué a hacerlo, y él mismo le cortó la garganta para demostrarme cómo se hace. Luego yo mismo aplaste el cráneo del otro niño, después de lo cual Luburic elogió mi trabajo”.

Sin embargo, los ustachas no se limitaron a asesinar niños sólo en campos de concentración. El historiador alemán Alfred Miller asegura que en varios pueblos cientos de niños fueron encontrados empalados con los brazos y las piernas torcidos. Así pues, en el pueblo serbio de Prebilovci, los ustachas asesinaron más de 800 personas, entre ellos 296 niños menores de 14 años y 64 niños menores de 2 años.

Torturas a mujeres, ancianos y sacerdotes

El historiador Karl Jans Geischer describe algunos de los métodos de tortura más empleados por los ustachas en los campos de exterminio. “Antes de asesinar a los prisioneros, les metían agujas debajo de las uñas, y ponían sal en las heridas abiertas. A los ustachas les encantaba cortar las nariz y las orejas a las víctimas mientras estaban vivas. Luego mutilaban los cuerpos”.

Fuentes históricas afirman que los ustachas fueron especialmente crueles con las mujeres.Primero las violaban, y luego las cortaban los pechos y los brazos, mientras que a las embarazadas les abrían el vientre para sacar el bebé no nacido y matarlo. Así asesinaron a la mujer embarazada del sacerdote serbio Spaso Lavruja. Del terror ustacha ni siquiera se libraron las ancianas, a las que sacaban los ojos y enterraban vivas.

En los años del régimen fascista fueron asesinados también cientos de sacerdotes serbios, así como fueron destruidas la mayoría de las iglesias ortodoxas en territorio croata. El sacerdote ciego de Kulen Vakuf, Vukoslav Milanovic, fue forzado a escuchar cómo los ustachas mataban a sus hijos, mientras al sacerdote Branko Dobrosavljevic primero le cortaron el brazo y luego le despellejaron.

Los nazis, horrorizados por la crueldades

Los asesinatos de los ustachas nunca tuvieron la perfección técnica e industrial de los nazis alemanes, pero sus actos de crueldad superaban en ocasiones a las atrocidades del Tercer Reich. En este sentido, los mismos monstruos nazis que estaban en Croacia expresaron su horror ante el terror ustacha, al que consideraban “excesivo y poco eficaz”. Así pues, el comisario nazi en Croacia, Herman Neubacher definió las bestialidades ustachas como “el crimen más feroz de la historia, que solo se puede comparar con el infierno de Dante”.

Por su parte, el general alemán Glesse von Horstenau escribió en su diario en noviembre de 1942 que los ustachas “degollaban cientos de personas en los dos lados del río Sava. Cuando degollaban en nuestra parte, nosotros difícilmente podíamos soportar los gritos de hombres, mujeres y niños. Les degollaban y les abrían el abdomen antes de tirarlos al río”.

En ocasiones, soldados italianos incluso intervinieron para salvar a una parte de la población serbia de la ciudad de Knin de la aniquilación completa.

Fin del terror

En 1945, los ustachas fueron derrotados por el Ejército Rojo, lo que supuso el fin del terror ustacha y el inicio del terror comunista de Josip Broz Tito. Ante Pavelic llegó a escapar a Argentina, donde sufrió un atentado en 1957. Dos años más tarde, el líder ustacha murió en Madrid a causa de sus heridas. –

DEFENSA COSTERA DE LA MURALLA DEL ATLÁNTICO.

La efensa de las zonas en la Atlantikwall se organizó en base a unidades de distinta entidad, en función de la importancia de sus misiones.

 

A.- NIDO DE RESISTENCIA (WIDERSTANDNEST): Esta era la estructura más pequeña en el sistema defensivo alemán. Estaba ocupado por uno o más Gruppen, cada uno de ellos con un suboficial y nueve hombres, equipados con armas ligeras, aunque, eventualmente, podía disponer de cañones de pequeño calibre. Esta posición era capaza de una defensa en 360º y estaba rodeado de alambradas y, con frecuencia, de un campo minado.

 

B.- PUNTO FUERTE (STÜTZPUNKT): Agrupaba normalmente varios nidos de resistencia y defendía habitualmente una batería, una estación de radar o instaaciones similares. Estaba rodeado también por alambradas y minas y, si la posición lo requería, disponía de tropas de reserva cercanas. Contaba con numerosas armas de apoyo como ametralladoras pesadas y morteros así como en algunos casos de cañones anticarro.

 

C.- GRUPO DE PUNTOS FUERTES (STÜTZPUNLTGRUPPE): Este complejo defendía áreas de importancia estratégica, agrupaba varios puntos fuertes y disponía de mando centralizado. Todos los puntos fuertes eran capaces de apoyarse mutuamente, y disponía, además, de defensa antiaérea. En algunos había también vehículos blindados así como un muro anticarro. Disponía de cañones anticarro de mediano calibre y abundantes armas de apoyo. La mayor parte de los carros utilizaos eran modelos franceses SOMUA y Hotchkiss.

 

D.- AÉREA DEFENSA (VERTEIDIGUNGSBERECH). Esta unidad se utilizaba para defender grandes áreas de importancia, tales como puertos. El ataque anglocanadiense a Dieppe fue decisivo a la hora de estructurar este complejo. Se diseñaron para una defensa autónoma y se dotaron con formidables sistemas de obstáculos anticarros permanentes (muros, dientes de dragón, etc), artillería de campaña, artillería anticarro, defensa antiaérea, medidas contra asaltos aerotransportados…

 

E.- FORTALEZA (FESTUNG): Apenas existe diferencia cualitativa ntre área de defensa y Fortaleza y de hecho, en los últimos años de la guerra, muchas áreas de defensa fueron denominadas Fortalezas. De éstas se esperaba que fuesen capaces de resistir cualquier intento de ataque y que no fuesen conquistadas bajo ninguna circunstancia. Debían defender puntos de especial importancia estratégica, así como ofrecer lugares donde reagruparse y desde donde lanzar contraataques. Entre ellas se encuentran Brest, Lorient, St Nazaire y la Pallice en Francia. En Noruega, trece puertos y aeródromos tuvieron el estatus de Fortaleza: Lakselv, Alta, Narik, Hrstadt, Bodö, Gossen, Örlandet, Kristiansund, Bergen, Herdla, Stavanger, Lister y Kjevik.

Fuente: La Muralla del Atlántico de GallandBooks

U-boat 250

El 29 de julio de 1944 el submarino alemán U 250 zarpó, desde su posición de reposo en un islote situado en el Golfo de Finlandia, en la bahía de Vyborg, con rumbo a la isla de Ristiniemi para relevar ahí a medianoche otro submarino de patrulla, en la zona de la salida norte del estrecho de Koivisto (estrecho de Björkö), con la misión de observar los desplazamientos de las tropas soviéticas en tierra, ya que estaba inminente el desembarco de las tropas soviéticas en Finlandia sospechado por los alemanes desde hace mucho.A bordo se encontraban dos torpedos acústicos del tipo T5, una arma secreta de los alemanes, la que buscaba su blanco por sí misma, en base a la detección de una fuente de ruido existente en los alrededores. Estos torpedos habían sido utilizados con éxito en las batallas del Atlántico. Y,por lo demás, los aliados no habían logrado capturar ningún ejemplar de los T5 hasta aquel entonces. El comandante tenía la orden de limitarse al reconocimiento y de atacar solamente objetivos “que valían la pena”. En la mañana del 30 de julio 1944 el pequeño cazasubmarinos soviético MO-105 estableció, de improviso, contacto hidroacústico con el submarino alemán. U 250 logró escaparse hábilmente del cazasubmarinos adversario para torpedearlo, luego, a eso del mediodía, aprovechándose de una situación favorable. En ese ataque murieron 20 marineros rusos, siete tripulantes nadaban en el agua y fueron tomados a bordo posteriormente por un guardacostas soviético. Se hizo ahora a la mar el cazasubmarinos soviético MO-103 ya que tenían noticias de que un submarino alemán se encontraba en la cercanía de la costa. El marinero de un dragaminas que operaba en las proximidades divisó por casualidad el submarino alemán U 250 en las aguas de poca profundidad dotadas de bancos de arena. El cazasubmarinos MO-103 recibió órdenes de seguir la pista del submarino alemán. Mientras, éste, trataba de escapar hacía alta mar.

El cazasubmarinos logró determinar, sin embargo, la posición del submarino, después de una búsqueda tenaz, y mantener contacto hidroacústico con él. En ese momento el comandante del submarino se encontraba ante la disyuntiva o de salir a la superficie para defenderse con su armamento de a bordo, dado que la posición del submarino ya no permitía lanzar torpedos, o de tratar de huir en inmersión. Sobrestimaba evidentemente la potencia de fuego de las embarcaciones de superficie del adversario, difícilmente reconocibles por él, y se quedó bajo la superficie del agua. Ahora empezó una carrera de persecución y finalmente el U-boat alemán fue alcanzado, aunque levemente, a última hora de la tarde, por la primera serie de bombas de profundidad de modo que se pudieron ver las burbujas de aire traicioneras en la superficie, pero el submarino estaba  aún en condiciones de continuar su marcha. El cazasubmarinos seguía la trayectoria de burbujas, pasando, por fin, exactamente por encima del submarino. La segunda serie de cargas de profundidad se asestó más precisamente, causando una vía de agua de tal tamaño que el submarino quedó acostado en el fondo del mar, tuviendo que abandonarse tras el impacto certero de otra gran bomba de profundidad.
Seis de los submarinistas alemanes que se encontraban en el puesto central pudieron salvarse a través de la escotilla de la torreta de mando, entre ellos el comandante quien vino a la superficie conjuntamente con los primeros en una burbuja de aire. El marinero-maquinista de primera clase Rudolf Tscharnke, en cambio, esperaba con nervios de acero, tal como lo había aprendido en la escuela submarinista, y confiando en sus habilidades como nadador, hasta que se se produjera la compensación de la presión (formación de una burbuja de aire en el techo del espacio interior cilíndrico del submarino, siendo que la escotilla de la torreta de mando sobresale, en forma de tubo, hacia el interior del submarino, comprimiendo el agua el aire contenido en la burbuja), luego zambulló a través del agua acumulada en el submarino, saliendo del submarino por la escotilla de la torreta de mando.
En los alojamientos de la marinería, situados en la proa, sin embargo, donde normalmente se forma también una burbuja de aire en el caso de una irrupción de aguas, lo cual permite la supervivencia durante cierto período, no se pudo aprovechar el tubo de torpedo vacío como salida, visto que su escotilla se había deformado y atascado debido a la acción de la primera serie de cargas de profundidad. La muerte de estos hombres se produjo, con mucha probabilidad, lenta y cruelmente. Según las fuentes rusas, uno de los oficiales fue encontrado, después de la puesta a flote, sentado a la mesa con una pistola en la mano. Obviamente se había suicidado a fin de escaparse de los tormentos. Los maquinstas murieron con toda certeza de modo instantáneo a consecuencia del impacto certero de la última bomba de profundidad grande, lanzada por separado, la que reventó la popa.
Cuando los seis hombres flotaban a flor de agua, entre las piezas del equipo, en una mancha de gasóleo, el contramaestre del cazasubmarinos soviético MO-103 abrió el fuego con una ametralladora, en venganza por sus compañeros del MO-105. Pero, el comandante ruso le mandó parar.
Los supervivientes se sacaron del agua, se llevaron a Koivisto (Primorsk) y finalmente a Kronstadt para someterlos al interrogatorio.
La artillería de costa finlandesa cañoneaba cualquier embarcación soviética que navegaba hacia el punto donde estaba el submarino hundido. Aparte de esto, los alemanes mandaron torpederos a ese lugar que trataban de destruir por completo el propio submarino que estaba acostado en el fondo marino. Estos dos hechos y los interrogatorios de los submarinistas alemanes presos hicieron inevitablemente pensar al lado ruso que había algo especial o extraño con respecto a ese submarino. El comandante alemán dejó entrever la existencia de los torpedos del tipo T5, los “Zaunkönige” (reyezuelos), en la creencia de que los rusos nunca lograrían poner a flote el submarino.Durante las noches los buzos soviéticos del Servicio de Rescate de la armada pusieron a flote el submarino, bajo el cañoneo permanente de la artillería de costa finlandesa, fracasando incluso el primer intento porque una tempestad arrancó los pontones ya fijados y los impeló a la costa finlandesa. Primero, se remolcó a Koivisto (Primorsk) y después a Kronstadt donde se metió en un dique seco.
El lado ruso sospechaba que había dispositivos explosivos a bordo de manera que hicieron acompañarse del primer timonel Günter Riedel, al entrar la primera vez, y del comandante Werner Karl Schmidt la segunda vez, como rehenes. Se capturaron documentos y también la máquina de cifrar “Enigma”. Los muertos fueron sacados del submarino por soldados de la marina rusa y entregados a los prisioneros de guerra alemanes en el borde del dique seco quienes los cargaron en un camión. Luego, se llevaron de noche a un lugar iluminado por proyectores, muy probablemente el cementerio luterano de Kronstadt – ahí se hallaba un emplazamiento de la artillería antiaérea con proyectores – en donde los muertos se sepultaron en una fosa comun. Durante la carga y descarga fueron identificados por parte de los supervivientes. Se les permitó colocar ahí una cruz sencilla de madera (de ramos) en conmemoración de sus compañeros muertos. Se dice que el oficial ruso del Servicio Secreto de la Marina quien interrogaba a los marineros alemanes era de un linaje noble de modo que bajo el régimen de los bolcheviques tenía que disimular su verdadera identidad, durante toda la vida. En el período siguiente los prisioneros de guerra alemanes fueron interrogados por los integrantes de la policía secreta (NKWD) quienes se atribuyeron los buenos éxitos obtenidos por el Servicio Secreto de la Marina. Luego, el lado soviético comenzó a dedicarse a los torpedos de a bordo del submarino alemán, los cuales, como es de suponer, constituían la causa principal de sus esfuerzos tenaces por poner a flote el submarino. Según un veterano de guerra ruso aún vivo, hubo un incidente al recuperar los torpedos, con el medio permanente de que pudieran existir cualesquiera dispositivos explosivos automáticos. Uno de los torpedos no pudo apoyarse debidamente al sacarse horizontalmente, y, de repente colgaba verticalmente con la espoleta hacia abajo, estaba a punto de caerse y de estallar. El Almirantazgo Británico, y de este modo también Sir Winston Churchill, se enteraron de la puesta a flote del submarino alemán y, en particular, de la captura de los dos torpedos acústicos, los cuales, por supuesto, eran de interés vivo en concepto de arma secreta alemana. Hubo un canje de notas correspondiente entre Churchill y Stalin. En fin de cuentas, dos especialistas en torpedos británicos viajaron a Kronstadt donde, conforme a sus declaraciones, habían visto los torpedos solamente desde lejos, mientras que los rusos afirmaban que les habían mostrado todo y que los especialistas británicos incluso habían confeccionado dibujos. De este modo, el torpedo T5 dejó de ser arma secreta de los alemanes. Este hecho, es decir, la transmisión al aliado británico de informaciones cerca de los torpedos secretos sacados del submarino U 250 se transformó posteriormente en uno de los cargos en el llamado “Proceso de los cuatro Almirantes” , que tuvo lugar en 1947, ya que Stalin opinaba que tal vez se hubieran transmitido, de modo irresponsable, demasiadas informaciones a los Aliados occidentales.

Fuente: www.elsnorkel.com

 

Indienststellung U-250

 

Foto: Bundesarchiv_Bild_200-Ub3380,_Indienststellung_U-250

 

CAÑON LEOPOLD

CAÑON LEOPOLD.

El Krupp 28 cm Kanone 5 (E), abreviado como Krupp K 5, y conocido con el nombre de “Leopold” fue un cañón ferroviario pesado usado por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.
Todas las series Krupp K5 consistían en un cañón de unos 21,5 m montado en un afuste fijo que solamente permitía la elevación del cañón y para lograr un movimiento lateral el cañón tenía que ser posicionado en un tramo de vía con curva, de esta manera, deslizándolo en la curva, se lograba la posición necesaria para hacer puntería a cualquier objetivo sin importar su ubicación. Este afuste estaba montado sobre dos bogies de 12 ruedas diseñados para ser empleados en vías ferroviarias. El principal cañón del K5 es de calibre 283 mm.
EL K5 fue el resultado de un programa lanzado en la década de los 30 para desarrollar cañones ferroviarios para dar apoyo al Wehrmacht en 1939. El desarrollo del K5 empezó en 1934, teniendo lugar la primera prueba siguiendo en 1936. Las pruebas iniciales se hicieron con un cañón de 150 mm bajo el nombre de K5M.
Gracias a la acelerada producción se pudo tener 8 cañones en servicio durante la invasión de Francia, sin embargo se descubrieron problemas tales como grietas en la caña, que fueron resueltos al modificar el estriado del ánima. Los cañones fueron fiables hasta el final de la guerra, bajo la designación K5 Tiefzug 7 mm. Tres de ellos fueron instalados en la costa del Canal de la Mancha para atacar buques mercantes británicos en el Canal, demostrando ser exitosos en esta tarea.
Hacia el final de la guerra, se hicieron desarrollos para permitir que el K5 disparase proyectiles cohete y así aumentar su alcance. El éxito de este proyecto se tradujo en el modelo K5Vz.
Un último experimento fue el recalibrado de dos cañones a 310 mm y dotarlos con cañas de ánima lisa para poder disparar los proyectiles subcalibre Peenemünder Pfeilgeschosse. Los dos cañones modificados fueron designados K5 Glatt.
Se hicieron diversas propuestas para modificar o crear nuevos modelos del K5, que nunca fueron producidas. Hubo en especial una serie de planes para un modelo que no precisaba de una vía de ferrocarril, al emplear dos chasis modificados de Tiger II para sostener el afuste de la misma manera que los bogies. Este proyecto no se llevó a cabo por la capitulación de Alemania.

LEOPOLD EN LA ACTUALIDAD:

Existe un cañón ferroviario K-5 ubicado en el Museo de la Batería Todt, cerca de Audinghen.
También un cañón ferroviario K5(E) se encuentra expuesto en el Museo de Armas del Ejército de los Estados Unidos, en Maryland. Está compuesto por piezas de los dos cañones que bombardearon la playa de Anzio durante la Segunda Guerra Mundial. Los alemanes los bautizaron como Robert y Leopold, pero son más conocidos por sus apodos Aliados – Anzio Annie y Anzio Express.

Los cañones fueron descubiertos el 7 de junio de 1944 en una vía férrea secundaria en la ciudad de Civitavecchia, al poco tiempo que los Aliados ocuparon Roma. Robert había sido parcialmente destruido por sus artilleros antes de rendirse y Leopold también había sido dañado, aunque no tanto. Ambos cañones fueron enviados al U.S. Aberdeen Proving Ground, ( Aberdeen , Maryland), donde fueron probados. Se armó un K5 completo a partir de los dos cañones dañados, que es el Leopold expuesto hoy en día en el Army Ordnance Museum de Aberdeen.

FUENTE: Wikipedia
Imágenes: Bundesarchiv

Frankreich, Atlantikwall, Eisenbahngeschütz Frankreich, Atlantikwall, Eisenbahngeschütz Italien, Eisenbahngeschütz vor Tunnel

LA BATALLA DE KURSK

La batalla de Kursk, también denominada Operación Ciudadela, da nombre a una serie de choques armados que tuvieron lugar entre julio y agosto de 1943 en la región de ese mismo nombre en Rusia en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. En ella, las tropas del ejército alemán harían el último esfuerzo ofensivo en el frente del este, agrupando el grueso de sus fuerzas acorazadas y sus más modernas armas, pasando por las unidades más potentes y sus generales más prestigiosos, enfrentándose con tropas del Ejército Rojo de la URSS.

La operación recibió el nombre en clave de Operación Zitadelle (Ciudadela), y se considera que también fue la batalla aérea más violenta de la historia, ya que sumando a los aviones de la Unión Soviética y los de Alemania, había más de 4900 aviones combatiendo en el aire, y eso sin contar la infantería y los tanques de ambos bandos.

La fase de ofensiva soviética entre el 12 julio al 23 agosto de 1943 fue la primera vez que el Ejército Rojo derrotó a los alemanes en pleno verano. La Batalla de Kursk tiene tanta importancia porque significó el primer combate en que la ofensiva Blitzkrieg alemana fue derrotada antes de que pudiera romper las defensas enemigas y además fue un triunfo soviético en estrategia avanzada. El modelo de operación estratégica utilizado por los soviéticos en esta batalla ha obtenido un puesto en los planes de estudio de las escuelas militares.

Tras la victoria soviética en Stalingrado, el Ejército Rojo desencadenó una serie de ofensivas obligando a los alemanes a evacuar el grupo de Ejércitos A ubicado en el Cáucaso por temor a que fueran aislados (cosa que hubiera sido un desastre aún mayor que el de Stalingrado), quedando aislada la cabeza de puente de Kuban. Los soviéticos sobreexplotaron su victoria, llegando hasta más allá de Járkov, cerca del Cuartel General de Erich von Manstein en Zaporozhye, donde fueron rechazados por una bien dirigida contraofensiva de este mismo general. De esta manera los alemanes capturaron de nuevo la ciudad de Járkov, formándose un saliente soviético centrado en Kursk (véase Tercera Batalla de Járkov).

Hitler decidió destruir el saliente, seguro de contar con las fuerzas necesarias para que Alemania retomara la iniciativa. Los soviéticos descubrieron el plan alemán y mediante medidas defensivas en el saliente planearon desgastar el ataque alemán para después contraatacar a las fuerzas desgastadas. El desembarco aliado en Sicilia acabaría con las esperanzas alemanas y la operación Ciudadela sería suspendida.

En Kursk, los alemanes quemaron casi todas sus reservas en cuanto a carros de combate se refiere. También se notó en las bajas humanas, dando lugar a la pérdida de muchos hombres en ambos bandos, que con dificultad Alemania podría reemplazar. Kursk marcó el inicio de un avance soviético que no mermaría hasta la toma de Berlín.

Fuente: wikipedia.

Imágenes:

Bundesarchiv_Bild_101III-Zschaeckel-206-35,_Schlacht_um_Kursk,_Panzer_VI_(Tiger_I)

Bundesarchiv_Bild_101III-Zschaeckel-208-25_Schlacht_um_Kursk_Panzer_III

Bundesarchiv_Bild_101I-078-3073-23A,_Russland,_Kursk,_Artillerie

Bundesarchiv_Bild_101III-Groenert -19-23A

Schlacht um Kursk, Panzer VI (Tiger I)

 

Schlacht um Kursk, Panzer III

Russland, Kursk, Artillerie 00058740